viernes, 28 de mayo de 2010

Infusiones, confusiones y difusiones

No podemos abstraernos en 'La Bolsa y la vida' del desarrollo del denominado 'proceso de reestructuración ordenada bancaria' puesto en marcha hace un año con la creación de un fondo económico para ese menester, cuyo plazo para conceder ayudas finaliza el próximo 15 de junio.

En primer lugar, no está de más recordar que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) está dotado, inicialmente, con 9.000 millones de Euros: 6.750 procedente de los Presupuestos Generales del Estado y 2.250 procedentes de los Fondos de Garantía de Depósitos (FGD). En resumen, dinero de todos los ciudadanos: bien de los impuestos que pagamos, o bien, del dinero que hacemos ganar a las entidades financieras, de las que todos somos clientes.

Desde hace un año, no pasa un día sin que los medios de comunicación hablen de las negociaciones para la fusión de entidades financieras, en su mayoría Cajas de Ahorros. Según se acerca la fecha del 15 de Junio esas negociaciones están acaparando portadas, aún más cuando la negativa a fusionarse de CajaSur motivó su inmediata intervención por parte del Banco de España. Unos días después, y en pocos minutos, pasamos de que la Caja de Ahorros del Mediterraneo (CAM) rompiera la negociaciones con BBK para su fusión, a conocer que la CAM, con otras tres entidades, acordaba su participación en un Sistema Institucional de Protección (SIP). Hoy mismo se habla de la participación de La Caixa y CajaMadrid, las dos grandes del sector, en distintos proyectos de fusión.

Las principales ventajas de los SIP son que permiten fusionar entidades financieras sin que se produzcan excedentes de personal, al mantenerse intactas las redes de oficinas , permitiendo a su vez que los Consejos de Administración permanezcan inalterables y que los políticos de la CC.AA. no pierdan influencia en las mismas.

Se denomina SIP al resultado de un proceso de fusión de entidades, que con los objetivos de disminuir riesgos y aumentar la solvencia de las mismas, integran y compensan algunas de sus actividades, manteniendo la personalidad jurídica
y la 'marca' de cada una. Se ha popularizado para denominar este proceso, el término de 'fusión fría', hasta ahora usado en ámbitos científicos para otros menesteres. El mismo escepticismo, que ha acompañado entre los científicos el logro de la 'fusión fría', es el que tenemos muchos ciudadanos respecto a su traslado al ámbito económico y financiero. ¿Será posible?.


Como en el problema de la 'cuadratura del círculo', que hasta ahora se ha demostrado irresoluble, entenderán ustedes las muchas dudas que nos surgen y que intentemos empezar a responder a algunas. Después de la infusiones, confusiones y difusiones -como dijo el profesor Jones- comenzarán las verdaderas fusiones y sus consecuencias.


'No es un día cualquiera' descansa este fin de semana de su periplo viajero y se emitirá desde los estudios de RNE. El fin de semana que viene, sábado 5 y domingo 6, el programa se emitirá desde el Valle del Jerte (Cáceres). Como siempre toda la información la pueden encontrar en la web y en el nuevo Facebook. (Atención: se han producido cambios y hay que apuntarse de nuevo. Es inconfundible porque está identificado con la 'chapa de Forges').

miércoles, 26 de mayo de 2010

Los paraisos fiscales en 'Documentos TV'

En la noche del sábado pasado el programa 'Documentos TV' de 'La 2' emitió un documental sobre los paraisos fiscales. Por su interés hemos decidido colocar enlaces para poder acceder al mismo a través de Youtube. Como introducción reproducimos la presentación del documental que figura en el web de 'Documentos TV'.

"Son generalmente pequeños países en los que hay más bancos que cualquier otro comercio y donde nadie pide explicaciones al que quiere abrir un depósito financiero. Es suficiente con una dirección de correo.


* La evasión de impuestos, uno de los mayores atentados éticos contra la redistribución de la riqueza

* GRAN PARTE DE LA RIQUEZA MUNDIAL ESTÁ OCULTA EN LOS PARAISOS FISCALES SIN PAGAR IMPUESTOS

* Dónde están, cómo funcionan y quiénes son los beneficiarios de los limbos financieros

La peculiaridad de estos depósitos es que están totalmente exentos de pagar impuestos, lo que atrae a las grandes riquezas de todo el mundo. Se calcula que más de ocho billones de euros descansan en los paraísos fiscales sin que sus propietarios paguen ni un céntimo al erario público de sus respectivos países.

En plena crisis económica, lo injusto de esta situación se ha hecho más evidente para los grandes mandatarios. En la reunión del G-20, que se celebró en abril del pasado año en Londres, se concretaron treinta medidas para cerrar el cerco a los limbos financieros, de forma que la riqueza oculta en estos espacios de opacidad salga a la luz y revierta en el resto de la población. Así mismo, se determinaron sanciones a los paraísos fiscales que no cooperen en facilitar datos sobre evasión fiscal, lavado de dinero y financiación del terrorismo. Pero en realidad, todo quedó en unos acuerdos tibios, donde prevaleció el consenso neoliberal, para que nada perturbe la movilidad internacional del capital financiero.

‘Paraísos fiscales, la gran evasión’ explica cómo funcionan las firmas de auditorias, expertas en asesorar a sus clientes sobre el lugar más ventajoso donde colocar su dinero, así como las agencias de investigación de impuestos.

Más allá de las fronteras de la legalidad, los expertos coinciden en que el uso de los paraísos fiscales para la evasión de impuestos, se ha convertido en uno de los mayores atentados éticos contra la redistribución de la riqueza de un mundo en crisis."

Paraisos Fiscales (1 de 5) (2 de 5) (3 de 5) (4 de 5) (5 de 5)

viernes, 21 de mayo de 2010

Chiringuitos financieros

En 'La Bolsa y la vida' de este sábado vamos a hablar de los 'chiringuitos financieros'. No olvidaremos tampoco hacer referencia a las medidas adoptadas por la Unión Europea para la regulación de los 'hedge funds' y la reacción de los mercados financieros a la prohibición en Alemania de las 'ventas a corto', mecanismo utilizado por los especuladores para obtener pingües beneficios y hacer 'tambalear' empresas y países.

El pasado fin de semana se actúo policialmente contra un grupo de empresas de las denominadas 'chiringuitos financieros'. Con este nombre se conoce a las empresas que prestan servicios de intermediación financiera sin estar autorizadas para ello. Les recomedamos consultar la guía informativa que sobre ellos ha editado la CNMV.

Dos cuestiones importantes a resaltar para evitar ser víctimas de estos delincuentes. En primer lugar, asegurarnos de que la empresa que elegimos para invertir nuestros ahorros está autorizada por la CNMV o por el Banco de España; en caso de duda, dirigirnos a esas dos entidades para confirmar ese registro. En las webs de estos dos organismos se pueden encontrar las relaciones de empresas autorizadas, tanto para invertir como para captar ahorro. En segundo lugar, no fiarnos de ofertas de rentabilidades que superen la media de las que ofrece el mercado; como hemos repetido, y repetiremos, obtener altas rentabilidades implica asumir grandes riesgos, y en algunos casos, caer en las redes de presuntos delincuentes.

Los 'chiringuitos financieros' se aprovechan de las lagunas de supervisión existentes, de la lenta respuestas de los organismos supervisores y de las dificultades que la investigación de este tipo de prácticas implican para las fuerzas de seguridad, los fiscales y los jueces. El 'grupo de empresas' intervenido el fin de semana pasado hacía profusa publicidad de sus actividades en Internet y tenía varias oficinas abiertas al público. A pesar de ello, se ha tardado más de año y medio en poner fin a sus actividades.

Para mejorar su formación en materia financiera, les recomiendo consultar 'Finanzas para todos', portal puesto en marcha hace pocas fechas por el Banco de España y la CNMV dentro del 'Plan de Educación Financiera' acordado entre estos organismos y el Ministerio de Educación.


'No es un día cualquiera' se emite el sábado 22 desde Úbeda y el domingo 23 desde Baeza. Como siempre toda la información la pueden encontrar en la web y en el nuevo Facebook. (Atención: se han producido cambios y hay que apuntarse de nuevo. Es inconfundible porque está identificado con la 'chapa de Forges').

lunes, 17 de mayo de 2010

Indolencia

Publicamos este artículo que nos ha enviado el periodista Juan Manuel Vidal. Compartir reflexiones es más necesario que nunca en los momentos de incertidumbre. Gracias, Juan Manuel por elegirnos.

Desde los tiempos del fordismo se habla de la fabricación en serie, del proceso fabril de producción en cadena, donde una sección está directamente relacionada con otra, de tal manera que una no podrá avanzar hasta que la anterior haya concluido su trabajo y entregado el resultado a la siguiente, a menos que los procesos se independicen, pero entonces dependerán aún así de una sección final de ensamblaje, donde se amontonará el trabajo colectivo. La mejor manera de entenderlo la podemos ver en esa joya del séptimo arte que fue “Tiempos modernos”, crítica de esa revolución productiva basada en las ruedas dentadas de un mecanismo que evidencias que el giro de unas depende del giro del resto y viceversa.

La economía se basa en la interacción de infinitos factores que hacen avanzar a un país en una dirección u otra, según la intensidad, la aceleración, etc., de dicho giro. Volviendo sobre la metáfora del mecanismo dentado, la interacción de unas ruedas sobre otras justifica su evolución o progreso. Por tanto, “sensu contrario”, su inacción justifica que el mecanismo pare por completo. Tal vez algún elemento externo, independiente del conjunto, pueda seguir generando movimiento, lo que evidencia que su capacidad automotriz sea ajena a la totalidad y por tanto, genere fuerza “per se”.

Pero lo que ahora nos ocupa es la matriz del mecanismo. Imaginemos que tal es el gobierno de una nación, con sus cuentas, sus resultados, su balanza de pagos, su PIB e IPC, su índice de paro, su funcionariado, sus empresas públicas, etc, etc. Imaginemos que junto a ella existen otras ruedas no menos relevantes pero más diversas e intercambiables, como son las grandes empresas y los bancos y cajas. Sigamos imaginando que el siguiente nivel lo componen otras muchas ruedas, como son las pequeñas y medianas empresas y los autónomos, que ya no dependen tanto de la rueda matriz, sino más del capital que sale de bancos y cajas; y como último eslabón del proceso motriz, y en directísima relación con el anterior, el ciudadano (del jubilado al niño, pasando por el trabajador y el parado) que son sufridores de la motricidad o inactividad de los anteriores así como mano de obra bruta y por tanto responsable del movimiento de las penúltimas ruedas, las pymes.

Ya hemos imaginado el mecanismo. Vamos ahora a comprobar cómo la introducción de ciertas variables, condiciona la capacidad generadora de movimiento y por tanto de acción del mecanismo que, no olvidemos, es bidireccional e interdependiente. En esta suerte de aplicaciones a la desesperada que ha puesto en marcha el gobierno, ha dado línea de financiación a los bancos, pero éstos, en vez de hacer fluir el capital, han optado por tapar sus propios agujeros. También creyó el infeliz gobierno que dando primero un cheque por valor de 400€ que nadie entendió y 420€ a los parados que quedasen sin cobertura alguna, éstos consumirían, pero tampoco lo hicieron, pues tenían que cubrir necesidades básicas, es decir, tapar agujeros, muchos de ellos “vitales”.

¿Qué ha ocurrido entonces? Que el gobierno ha malgastado dinero con dos decisiones que a la luz de la razón son y parecen descabelladas pues no han dado ningún resultado global ni salvador, sino resultados parciales y temporales, lo cual me recuerda a la parábola del necesitado que pedía para comer y el samaritano allí presente opinaba que era mejor que se le enseñase a pescar que darle de comer, pues así podría surtirse siempre sin depender de manos benefactoras.

En mi opinión, que no es ni mejor ni peor sino una mas entre el millón de voces anónimas, el verdadero motor del gran mecanismo no es otro que las pymes y los autónomos, pues interactúan con la gran empresa y los bancos, y a su vez son los grandes suministradores de empleo para los trabajadores. Esa es la rueda dentada que hace girar todo el mecanismo. Pero el gobierno no parece ser consciente de esta realidad.

A ello hay que unir situaciones de apatía e indolencia por parte de todos, que esperan que el movimiento, la fuerza motriz, sea ajena, externa, y no propia. En verdad parece que hasta ahora el mecanismo giraba perfectamente engrasado por la afluencia constante de capital, pero la explosión de burbujas, ora inmobiliarias, ora hipotecarias, ora bancarias, ora turísticas, etc., y su consiguiente sinergia con el resto de sectores, ha privado de la sustancia oleica necesaria al engranaje, que está empezando a dar muestras de preocupante parálisis, lo cual sería dramático de confirmarse, pues ya no habría parches, dado que la herida sería irreparable.

Estamos delante de un enfermo que presenta una sintomatología muy grave y que ha evolucionado de forma muy negativa pues las medidas aplicadas, como decía anteriormente, han sido superfluas por no decir absurdas. Así las cosas, este enfermo nada imaginario, como así lo creía o nos quería hacer creer el gobierno en curso, está dando muestras de gravísimo riesgo y ya solo la amputación traumática parcial de la sección afectada podría si cabe frenar el tumor que está corroyéndole por dentro. Como quiera que el doctor gubernamental, que es el garante de nuestra salud económica, ha ido aplazando medidas decisivas por mor de no parecer frágil, cada vez va teniendo menos alternativas pero más dramáticas y sus futuros movimientos van siendo más limitados y desesperados pues el crono avanza en contra del “enfermo”.

Por eso su actuación deberá ser más contundente si al menos desea conservar el prestigio como “cirujano” de la política. Ello conlleva sacrificios que en plenas facultades de salud probablemente no aplicaría, por eso se habla de “medidas excepcionales para momentos extraordinarios”. Andarse con “medias tintas”, con miedo al qué dirán, a ser juzgado por no parecer lo suficientemente sensible, social y/o socialista, parece evidenciar la inseguridad del galeno a la hora de sajar al defenestrado paciente. Pero el mal avanza y la metástasis de la crisis, retroceso, estanflación, o como se defina la fase en la que estamos, son avisos de mal, muy mal augurio.

Cierto es que el paciente no morirá, pero su recuperación se aplaza de manera indirectamente proporcional a la aplicación urgente de medidas taxativas, sólo que el matasanos también sufrirá idéntica suerte y saldrá airoso si le recupera pronto y dañado si le deja abandonado a su suerte.

Tal vez la propalación de la Gripe A sea paradigmática y pueda tomarse como referencia del estado de nuestra economía: no dispara la mortalidad pero sí las alertas. El problema añadido es que la presunta alternativa sanitaria no da evidencias de disponer de mejores medios ni capacidad propia como para afrontar el reto de sanar al paciente, sino galenos dudosos entre sus filas que hacen cuestionar su viabilidad.

La evolución queda por tanto al albur del destino, pues no parece haber aún vacuna ni bálsamo que alivie el dolor, ni diagnóstico claro que determine el verdadero estado del enfermo.

Pero abandonemos por un instante la metáfora del paciente tumorado. En plena caída libre del empleo, de perdida de confianza de los consumidores, de ausencia casi total de crédito por cajas y bancos, nos encontramos con un disparatadamente creciente mercado bursátil que parece ajeno a la realidad circundante. Todas las empresas sin excepción aplican ERE´s o expedientes de regulación de empleo y sin embargo algunas cotizadas crecen sin temor al vértigo, pero también sin red, quizá presas de un ansia desmedida previa a la catástrofe. Aquí los exegetas de las finanzas tampoco parecen atisbar las razones, sólo llenan sus bolsillos para cuando vengan peor dadas.

La pregunta es ¿vendrán peor dadas? Todos los seres humanos, perdón, casi todos, pues excluiré al timador Madoff durante 150 años, vivimos atenazados por el tiempo: el que vivimos, el que nos queda, el que deberemos invertir en hacer esto o aquello, pero atados al crono. Y si otrora queríamos saber hasta dónde podíamos caer, ahora los interpretes de la realidad quieren distraernos haciendo que miremos al cuándo nos recuperaremos e incluso los más imaginativos quieren que veamos atisbos de recuperación en forma de “brotes verdes” en medio de la árida estepa, donde no hay forma vegetal ni animal capaz de sobrevivir y donde una centésima de punto positiva se magnifica como un triunfo rotundo y reflejo de un nuevo ciclo.

En verdad hace falta un diagnóstico preciso a fin de aplicar las curas estrictamente necesarias, implicando al interesado en su propia recuperación, no privándole de datos que aletarguen su conciencia por temor a que éste se debilite, tratándole como a un menor incapaz de entender lo que se le dice. Este país es adulto y está inmunizado contra dictaduras, dictablandas, corruptos, fascistas, neoliberales, capitalistas, etc, etc, y como tal ha de tratársele. Pensar que lo mejor es que viva en la inopia sin tener toda la información es minusvalorarle y a la larga reportarle infelicidad, pues genera frustración el hecho de ser menoscabado y encima saberlo a posteriori vía exclusiva periodística.

Quien visite la jungla por primera vez estará mas expuesto a los rigores del entorno y si sufre una mordedura de serpiente, la picadura de un insecto transmisor de enfermedades o consuma sustancias venenosas, lo mejor es que conozca los posibles remedios, no contarle milongas ni darle falsas expectativas.

Ahora el problema parece ser el médico que debe encontrar el diagnóstico y aplicar la terapia: no está interesado en conocer el peritaje de otros expertos, pues cree estar en posesión de la verdad absoluta, si bien negó la enfermedad al principio y ahora en cambio, apabullado por las consecuencias, se emperra en confirmar el alta del paciente aún con claros síntomas de no estar recuperado. Si éste último termina por salir del centro sanitario con la premura que pretende el necio galeno, el riesgo de recaída es manifiesto.

Convendrán conmigo que no hay dos pacientes iguales y por tanto no hay dos diagnósticos, ni dos terapias, ni dos periodos de recuperación idénticas, por más que se empeñen desde la superioridad. De ahí que el paciente inglés, el francés, el alemán, etc., requieran sus respectivos cuidados y tiempos de espera, que no parecen coincidir ni de lejos con los del paciente español, pero las prisas, malas compañeras, por parte del médico por no parecer peor profesional que sus colegas europeos, pueden precipitar la decisión del alta y las medidas a aplicar como, a todas luces, así está ocurriendo.

Tal vez sea necesario plantearse el cambio de turno dentro del mismo equipo o, lo que es más drástico, del propio equipo médico al completo por otro más capacitado, pero el engranaje debe seguir funcionando, porque su parálisis no es un símil, es una identidad con la muerte del sistema. Así que “mejor una vez colorados que ciento amarillos” hasta que iniciemos un nuevo ciclo.

El justificante de que no se precipite por el desagüe de la historia este gobierno inapetente y, por qué no decirlo, incompetente, es la Presidencia de turno de la UE pues, de no ser así, podría ser cuestión de meses que la cuerda se tensase tanto que recomendase el adelanto electoral para el inicio de la primavera de 2010. Pero esta incidencia sólo la retrasará hasta el otoño del mismo año, pues no cuenta con los apoyos necesarios ni para sostener ni para enmendar su inestable situación.

Llegado el caso, los ciudadanos tendremos un encuentro con la responsabilidad y deberemos votar en consecuencia, aunque no sea nuestra opción preferida.

Entre las posibles soluciones más urgentes para salir de la crisis o aminorar sus efectos más perniciosos está reformar el mercado laboral y el sistema de pensiones, liberalizar sectores y contener el gasto público. Pero el principal lubricante, en mi opinión, es la ilusión.

Tenemos capacidad para generar alimentos, bienes y servicios, y capacidad de sacrificio mejor que pura resignación o derrotismo. Se trata de organizar de otro modo el esfuerzo y evitar que cada cual intente remar hacia sus objetivos.

Por ejemplo el negocio de aprender ingles genera actividad educativa, editorial y hostelera… ¿y el español? ¿Cuántos chinos, brasileños o rusos estarían dispuestos a estudiar en Salamanca, Toledo, Jaén o Madrid? Podemos formar directivos en Barcelona, Bilbao, o Valencia. Podemos atraer a quienes busquen sanidad de calidad a precio mas asequible que en EEUU.

Y este país con historia, puede. Puede primero anticipar elecciones y después crear un gobierno de gran coalición; puede reformar la ley electoral; puede adelgazar la administración en todas sus demarcaciones; puede luchar contra el fraude; puede bajar los impuestos de sociedades y subir los gravámenes sobre la actividad especulativa; puede reducir la factura y dependencia energética con una apuesta sincera por energías limpias (la nuclear puede ser limpia o la menos sucia); puede cambiar la economía clientelar y cautiva de las subvenciones por créditos subvencionados destinados a quehaceres generadores de conocimiento e innovación; puede promover cooperativas que repartan sacrificios y beneficios; puede convencer a otros europeos de que adquieran o alquilen a precio razonable las viviendas vacías por las ventajas de vivir en un país culto, amable, desarrollado, donde se puede vivir bien…

Tantas cosas se pueden hacer, pero a todas luces quien parece privado ya de toda capacidad para liderar es aquel que ni dijo toda la verdad cuando la sabía, ni tiene valor para domeñar a los agentes sociales. No sé si realmente será el peor de la democracia, pero ha perdido una ocasión extraordinaria para pasar a la posteridad como ejemplar.

viernes, 14 de mayo de 2010

Los mercados financieros dictan las reformas económicas

Edito (16.05.2010). Ante el aluvión de correos recibidos pidiendo información para descargarse el audio de 'La Bolsa y la vida' de ayer, les informamos que pueden hacerlo pinchando en este enlace: http://www.box.net/shared/evhvkieypj . Si quieren simplemente escuchar, pueden hacerlo como siempre en la barra lateral derecha. Gracias por su atenta escucha.


Son numerosos los escuchantes y lectores que nos han pedido aclaraciones y opiniones sobre lo sucedido estos últimos días en los mercados financieros. Las peticiones también se hacen extensivas a las decisiones y actuaciones de la Unión Europea y del Gobierno de España. En 'La Bolsa y la vida' de este sábado intentaremos responder a lo solicitado.

Si algo se ha demostrado, a lo largo de estos días, es que los mercados financieros son los que marcan la agenda a los políticos y a la ciudadanía. Como hemos dicho muchas veces, y repetiremos muchas más, los mercados financieros no son entes abstractos. Detrás de los 'mercados financieros' se esconden entidades financieras, mercados bursátiles, agencias de calificación ('rating'), intermediarios financieros,... Empresas privadas, en definitiva, que responden a los intereses de sus accionistas y no al interés común.

Las diversas Cumbres Mundiales del G20, celebradas desde el inicio de la crisis, han insistido en la necesidad de una reforma en profundidad de los mercados financieros. Hasta ahora no se han tomado esas medidas, reiteradamente anunciadas... más bien al contrario: han sido los mercados financieros los que han reformado las políticas económicas de los Gobiernos.

Ejemplo claro de ello, es lo sucedido esta semana en España con el anuncio el miércoles pasado de un 'plan de ajuste del déficit público' por parte del Presidente del Gobierno. Las medidas propuestas, pendientes de su aprobación en el Consejo de Ministros del viernes 21 de Mayo, se centran en el recorte del gasto público a través de recortes que ya todos conocen. En una primera reflexión sobre las mismas, me atrevo a decir que se pueden considerar 'asimétricas' pues su peso recae solo en los gastos y no en los ingresos públicos. En una primera valoración puedo afirmar que son 'injustas' pues hacen recaer todo el 'peso del ajuste' en los que no han provocado la crisis. En un primer análisis parece que se ha optado por el 'conflicto social' en vez de por el 'consenso' que hemos reivindicado insistentemente.

De nuevo, los que crearon la crisis, las empresas que constituyen los mercados financieros, escapan de pagar por los platos rotos y los hacen pagar a los demás. Una pregunta recorre el mundo global: ¿Son los ciudadanos los que deben estar al servicio de los mercados...o debe ser lo contrario?


Este fin de semana, 15 y 16 de Mayo, 'No es un día cualquiera' se emite desde Comillas (Cantabria). La semana que viene estaremos de nuevo en tierras de Jaén: el sábado en Úbeda y el domingo en Baeza. Como siempre toda la información la pueden encontrar en la web y en Facebook.

domingo, 9 de mayo de 2010

La trastienda de 'La Bolsa y la vida'

Un pequeño video grabado, en los estudios de RNE de Valencia, en los momentos previos y durante la emisión de 'La Bolsa y la vida' del sábado 8 de Mayo.

video

viernes, 7 de mayo de 2010

Comercio Justo todos los días

Este sábado, 8 de Mayo, se celebra el 'Día Mundial del Comercio Justo', y que mejor ocasión para hablar, en 'La Bolsa y la vida', de esa práctica, que si estuviera generalizada, atenuaría sin duda los efectos de la crisis económica que sufrimos.

Para ello necesitaríamos que el 'comercio justo' no fuera una forma de consumir puntual, de unos días y de unos pocos productos, sino nuestra forma de consumo cotidiano. El 'comercio justo' solo puede entenderse vinculado a la práctica de un 'consumo responsable'. Por tanto, nos encontramos en esa intersección de lo económico, lo social y lo ambiental que conforma el verdadero 'desarrollo sostenible' que es el hilo conductor de 'La Bolsa y la vida' desde Septiembre pasado.

Para conocer más en profundidad qué son el 'comercio justo' y el 'consumo responsable' lo mejor es consultar la página en Internet de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo. Entidad esta que ha lanzado la iniciativa 'La Rebelión de los productos', de carácter educativo, que nos ayuda a entender, a niños y a adultos, como nuestras decisiones de consumo diario condicionan la vida de los productores de los artículos que compramos. Este breve video, nos presenta lo qué es y en qué consiste el 'comercio justo'. No dejes de verlo antes de reallizar tus próximas compras.




Algunos lectores y escuchantes pensarán, que con la que está 'cayendo', he perdido el juicio por dedicar el tema central del espacio a este asunto tan alejado de la actualidad. No duden que alguna referencia a la misma habrá, pero creo que más que hablar de abstracciones como los 'mercados financieros', en estos momentos de crisis, debemos difundir y dialogar sobre aquellas iniciativas que plantean alternativas al modelo económico que ha engendrado la misma.

Solo podremos cambiar el modelo, si la ciudadanía modifica su forma de consumir, producir y comerciar. Solo saldremos de la crisis si los ciudadanos, con sus decisiones y sus gestos cotidianos, transforman las relaciones económicas, sociales y ambientales, consumiendo de forma responsable productos producidos con respeto al medio ambiente y bajo condiciones socioeconómicas justas. Otros caminos, simplemente serán falsos atajos, que nos acerquen a la siguiente crisis económica, social y ecológica.


Este fin de semana, 8 y 9 de Mayo, 'No es un día cualquiera' se emite desde tierras gallegas. El Palacio de la Opera de A Coruña será el lugar de encuentro entre los escuchantes y el equipo. El próximo será Comillas (Cantabria) el lugar de emisión y encuentro. Como siempre toda la información la pueden encontra en la web y en Facebook.

martes, 4 de mayo de 2010

Los mercados financieros castigan, merecidamente, a los ciudadanos

Desde que estalló la crisis financiero-económica cada día que pasa es una demostración fehaciente de que los culpables de la misma son los ciudadanos, y por ello, tienen que pagar.

Tienen que pagar quedándose sin el trabajo que no han sabido rentabilizar, tienen que pagar por haber atracado a las entidades financieras obligándoles a prestarles dinero, tienen que pagar porque no han sabido invertir sus ahorros, tienen que pagar porque han decidido trabajar para empresarios ineptos, y tienen que pagar porque han elegido desde hace décadas a políticos mediocres que, para resolver sus problemas (los de los políticos), emiten deuda… que los ciudadanos, y sus descendientes, tienen que pagar.

Los mercados financieros, que nadie sabe quiénes son, tienen razón, y castigan a los responsables, es decir a los ciudadanos… que sí sabemos quiénes somos.


¿Hasta cuándo este sin sentido?...
HASTA QUE LOS CIUDADANOS QUERAMOS.

lunes, 3 de mayo de 2010

José Mota en una sucursal bancaria


Regalos bancarios.





Pidiendo una hipoteca.




'La hora de José Mota' se ha emitido en La 1 de TVE en las temporadas 2009 y 2010. El último episodio de este año se emitió el pasado 23 de Abril.